Lunes, 8 de Diciembre de 2014

Una puesta en escena

Por: MARíA DEL CARMEN BIANCHI

Nos hemos acostumbrado a ver una puesta en escena en los espacios dentro y fuera del Congreso Nacional en la que un grupo de diputados, de manera absolutamente irresponsable, publica cifras e índices de precios como si fueran de carácter oficial o avalados por todos los representantes del pueblo.

 

En el transcurso de las últimas semanas recibí reclamos y denuncias de un grupo de padres que, con preocupación, exhibían notas enviadas por las escuelas de sus hijos en las que informaban que incrementarían más del 40 por ciento la cuota de los jardines maternales y colegios, aduciendo un supuesto índice elaborado por el Congreso de la Nación.

 

Mientras según los propias instituciones antes usaban un promedio entre el costo de vida y el valor que se fijaba en las paritarias para hacer dichos ajustes, ahora, informan, utilizan una cifra carente de seriedad que unos pocos legisladores mencionan en los medios de prensa. La frase más utilizada en esas comunicaciones dice: “Para este año, el Congreso informó que el porcentaje de inflación interanual fue del 41 por ciento”.

 

De manera informal consulté con algunos miembros de otras bancadas y, excepto uno, la mayoría dijo no participar de la cuestión. Las resoluciones del Congreso requieren de mayoría para que tengan validez, ya que se trata de un cuerpo colegiado. Resulta inaceptable que un grupo de legisladores, utilizando datos cuya metodología se desconoce, que jamás fue publicada ni avalada por ningún medio estadístico, se atribuya para sí la representación del Congreso, y de forma irresponsable y arbitraria impute cifras disparatadas como si fuesen índices oficiales.

 

Dada la magnitud de los efectos que esto tiene en la vida y organización de las familias, e incluso en los propios derechos de los niños, solicité una moción de privilegio en la última sesión para que el tema sea tratado en la Comisión de Asuntos Constitucionales.

 

Independientemente de ello, creo que es indispensable que la sociedad en su conjunto sepa que el Congreso de la Nación no elabora cifras en calidad de índice de precios mensual o interanual, ni publica actualmente, como cuerpo colegiado, indicadores relativos a este u otro tema que afecte la vida cotidiana de los ciudadanos.

 

Por último, escudarse en la libertad de expresión para justificar esta tremenda irresponsabilidad que produce daño a la economía de las familias y atenta contra los niños es una manera brutal de expresar una concepción de la política que privilegia los intereses electoralistas de un grupito por sobre los intereses colectivos de la sociedad en su conjunto.

 

 

MARÍA DEL CARMEN BIANCHI   Diputada Nacional por el Frente para la Victoria

#1037