Inflación: El tarifazo de la luz impactaría hasta mayo

Según la consultora ACM, el incremento llevará a nuevos aumentos en otros bienes y servicios que se sentirán hasta el quinto mes del año.

Martes, 7 de Febrero de 2017 - 09:43 hs

El impacto del aumento de la luz en la inflación, mantendrá su alto impacto en los bolsillos hasta el mes de mayo de 2017 inclusive, de acuerdo a los relevamientos de IPC.

 

Según la consultora ACM "para el caso de las tarifas de electricidad, el efecto de segunda vuelta se torna relevante porque alimenta a la inflación subyacente. En base a estimaciones propias, los aumentos promedio en la inflación para los próximos meses podrían ser de 0,2% para marzo, 0,3% abril y 0,3% mayo, lo que provocaría un freno en el proceso de desinflación".

 

Así, a la inflación porteña esperada para los próximos meses, estimada en torno a un 1,4% mensual promedio, se sumaría el efecto provocado por los precios.

 

El impacto directo por el aumento de las tarifas de electricidad será, de acuerdo a ACM, con aumentos de 53% y 28%, respectivamente, 0,5% para febrero y 0,2% para marzo si se basa en datos del IPC-CABA.

 

"No obstante, cabe recordar que en la última modificación de la metodología del IPC que publica Indec a partir de mayo del año anterior la ponderación de electricidad fue disminuida a un 0,35% (antes levemente por encima del 1%), por lo que la incidencia directa sería de apenas 0,2% en febrero y 0,1% en marzo", aclararon desde la consultora.

 

En cambio para Ecolatina, el impacto directo será aún más alto, estimada en 0,65% en febrero y 0,85% para marzo.

 

Estos aumentos, más los incrementos del gas, transporte y otras subas planeadas en prepagas y naftas, podrían colocar a la inflación en 2017 en torno al 24%.

 

 

De este modo, las posibilidades de cumplir los planes oficiales del Gobierno para que la inflación esté por debajo del 17% en 2017, prácticamente se esfuma en el aire.

 

Para otros sin embargo, pese a los aumentos tarifarios anunciados, todavía existen posibilidades de cumplir con la meta oficial de inflación.

 

Además del efecto en la inflación de las tarifas, algunos analistas empiezan a advertir de otro fenómeno: el monetario. Desde Federico Muñoz y Asociados, pusieron en dudas que la actual política monetaria tenga un sesgo contractivo o anti-inflacionario. Por un lado, señala que "la pérdida de atractivo de las Lebacs es uno de los factores que explica una aceleración sensible del ritmo de crecimiento de la base monetaria; aceleración que podría renovar la presión alcista sobre los precios".

 

Agrega además que "cabe preguntarse si la actual tasa de interés real (de unos 4 puntos porcentuales, tomando la inflación mensual anualizada) será suficiente para extender el proceso de desinflación".

#1296