Campana: Destruyen más de 21 mil armas de fuego

El procedimiento se realizó en la planta de SCRAP Service con la presencia del secretario de Seguridad Eugenio Burzaco, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo y el intendente Sebastian Abella.

Viernes, 2 de Diciembre de 2016 - 15:19 hs

El intendente Sebastián Abella participó hoy de la destrucción de más de 21.600 armas de fuego en la planta de SCRAP Service donde también se hicieron presentes el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, y el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari. 


Durante el procedimiento –que estuvo supervisado por la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC – ex RENAR) se compactaron armas provenientes de distintas localidades bonaerenses, cordobesas y correntinas. 

 

"Es importante que Campana sea testigo de la destrucción de miles de armas ilegales que salen de circulación y no van a estar más disponibles para los delincuentes", dijo Abella y agregó: "Hoy es un día fundamental en la lucha contra la delincuencia". 

 

Asimismo, ponderó el trabajo articulado que están llevando a cabo el Ministerio de Seguridad y la Justicia para la destrucción definitiva de armas de fuego ilegales y que no queden secuestradas en el anonimato sin conocer los vecinos qué sucede con ellas.

 

Por su parte, el ministro Ritondo señaló que "esto es ponerle fin al mercado ilegal de armas de fuego, estas armas no pueden circular y tienen que ser destruidas".

 

En tanto que la directora de ANMaC, Natalia Gambaro, quien también estuvo presente, afirmó que "con esta destrucción cerramos el primer año de gestión con 46.600 armas menos, que ya no corren riesgo de reingresar en el mercado ilegal. De esta forma contribuimos a la reducción de la violencia y a la presencia de armas en manos de delincuentes".


De acuerdo a lo informado, entre el armamento destruido se encuentra un lote correspondiente a depósitos policiales de la Provincia con pedido de destrucción desde 2007, y el resto proviene de Córdoba y Corrientes, algunas de ellas dadas de baja mediante el "Programa Nacional de Desarme Voluntario".

 

El procedimiento de destrucción, el único método que garantiza que las mismas no puedan ser utilizadas en un futuro, comprende dos etapas: una de trituración, y otra de fundición, donde se convierten los metales en hierro fundido mediante la utilización de un horno de alta temperatura. Luego se transforma en materia prima para la fabricación de acero.


También participaron del procedimiento de destrucción el gerente General de Tenaris Siderca, Javier Álvarez Martínez; y los secretarios Abel Milano (Seguridad y Prevención Ciudadana) y Sergio Agostinelli (Planeamiento, Obras y Servicios Públicos).

#666